Consejos sobre los niveles de iluminación en viviendas

La cantidad de iluminación que desprende una bombilla o lámpara, no es la misma que llega al lugar donde se necesita. Por una parte tenemos las lámparas que transforman la energía en luz visible, y por otro lado tenemos las luminarias que distribuyen la luz de formas distintas. La cantidad de luz que llega a cada punto, depende de la intensidad de la luz que sale de las lámparas, de la distribución de las luminarias y de la dirección hacia la que se enfoque la luz. Por otro lado la cantidad de luz necesaria depende de la tarea que se pretenda realizar. Para cada tarea, se necesitan unos niveles de iluminación distintos, tanto los 15.000 lux necesarios en un quirófano, como los 100 lux de un almacén, pueden ser considerados como una buena iluminación.

¿Cómo se miden los niveles de iluminación?

Para medirla cantidad de luz, se utilizan varios conceptos:

  • Flujo luminoso: Energía emitida, en forma de luz visible, por unidad de tiempo. Unidad: Lumen (lm)
  • Intensidad lumínica: Cantidad de ujo luminoso por ángulo sólido. Unidad: Candela (cd=lm/sr)
  • Iluminancia: Nivel de luz medido sobre un punto especíco. Flujo luminoso por unidad de supercie. Unidad: Lux (Lx=lm/m2)
  • Luminancia: Brillo, o intensidad de luz reejada por una supercie. Unidad: Candela/m2 (cd/m2)

 

Distribución de luces en una casa

En una casa no es necesaria mucha iluminación (Lux) para realizarlas tareas cotidianas. Excepto cocina, baños y escritorios que necesitan de aportes puntuales de luz, el resto de la iluminación cumple mas bien un papel decorativo. Es importante no dejarse oscuro ningún rincón, de forma que las luminarias cubran todo el espacio a iluminar. Toda luminaria tiene un haz de luz más o menos ancho, por lo que hay que calcularla separación entre estas dependiendo del ángulo que cubran los haces de luz. Se pueden combinar también distintos tipos de iluminación, por ejemplo, creando un ambiente con luces difusas e iluminando ciertas zonas con luces puntuales para resaltarlas.

Color de luz para dormitorios

Para conseguirtener una casa sana, la temperatura de color que se debe elegir para los dormitorios, sería de tonos rojizos, asemejándose a la luz del atardecer, una luz que prepara para el ocaso e induce al sueño. Se deben evitarlas luces blancas y azuladas que nos despejan y espabilan, salvo si tenemos un lugar de estudio en el dormitorio que puede solucionarse con una luz puntual de un foco que se apague a la hora de irse a dormir. Por el mismo motivo se desaconseja los televisores en los dormitorios porque al emitirla luz en tonos fríos, impiden la segregación de melatonina, hormona inductora del sueño. Lo mismo se puede decir de los teléfonos móviles y tabletas.

Related Posts

09

Abr
BLOG

Decoración de casas. Consejos e ideas muy útiles

La palabra “hogar” se ha transformado en los últimos años. Décadas atrás, era sinónimo de grandes casas con patio y garaje incluido. Hoy por hoy, la tendencia nos ha llevado a pisos pequeños, donde cada centímetro cuadrado es oro y la decoración, funcional y acogedora, se ha convertido en la protagonista. Todavía hay muchas personas que temen [...]

09

Abr
BLOG

Puertas correderas. Lo que debes Saber

Dentro de la carpintería, en las puertas de interior de nuestras viviendas nos encontramos con las afamadas puertas correderas. Aunque su utilización está al alza por razones obvias de espacio y utilidad, aún siguen estando a la sombra de las tradicionales. Las estadísticas nos confirman que cada vez vivimos en inmuebles más pequeños (Ver artículo de cómo[...]